labios bonitosPara mantener unos labios bonitos y sanos, hay que hidratarlos regularmente y desechar malas costumbres, como morderlos o mojarlos con la lengua. Y para contrarrestar efectos de frío o sol, es indispensable tener a mano un protector labial o, en su defecto, la conocida crema de cacao, el mejor secreto de la abuela.

La piel de los labios es muy fina y delicada, y las inclemencias del tiempo pueden dañarla con facilidad. Y borrar, de paso, toda posibilidad de que sigan inspirando a poetas y pintores, y a personajes comunes y corrientes que ven en la boca el primer llamado a la sensualidad.

Por desgracia, los labios son una parte del cuerpo a la que no se le presta mucha atención. Son tan delicados y sensibles porque en ellos no hay terminaciones nerviosas que los protejan.

Para mantener los labios bonitos y sanos no sólo se deben hidratar regularmente, también es importante desechar malas costumbres, como morder o tirarse las pieles de los labios resecos y mojarlos con la lengua. Aunque a simple vista no se aprecie, su piel es la más deshidratada.

En el mercado cosmético existe una gran cantidad de productos para su cuidado, y los labiales con factores de protección son los más comunes.

Por otra parte, también se han creado contornos de labios que son ideales para cuidar la piel que se encuentra alrededor de la boca. Si no se tiene la posibilidad de obtener alguno, se pueden usar como sustitutos ciertos remedios caseros, como el aceite de oliva y el de almendra.

El sol es una de los principales culpables de labios agrietados y resecos. Para contrarrestar sus efectos, es indispensable tener a mano un protector solar labial o, en su defecto, la conocida crema de cacao. En lugares de mucho frío también es recomendable protegerlos.

El cigarrillo es otro elemento que ocasiona que la imagen de la boca se deteriore notablemente. A las personas que fuman, en efecto, se les forman surcos por el movimiento que se hace al aspirar. Beber con pajillas también agrieta el labio superior, lo que le da un aspecto poco atractivo al rostro.

Hoy existe la tendencia por parte de muchas mujeres de lucir unos labios bonitos y carnosos a fuerza de implantes. Sin embargo, en muchos casos el resultado es antiestético, porque se exagera en las dosis. Un trabajo realizado por buenos especialistas puede conseguir una boca fabulosa: bien delineada y sensualmente gruesa. Así, dicen ellos, se rejuvenece el look.

Categoría:
Etiquetas:

Sobre María Cristina

Siempre me ha gustado todo lo relacionado con la salud y el bienestar personal, convirtiéndose esto no solo en mi medio de vida, también en mi hobbie.

comments powered by Disqus